Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 26 de junio de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

A 40 kms del Pacífico y 30 de Charles Chaplin

Jardiel Poncela, Enrique

ISBN: 978-84-92403-57-8
15,95 €

Materia: Afines y otros
Editorial: Rey Lear
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 05-2011
Encuadernacion: Rústica
Tamaño: 23 x 16 cm.
168 páginas

Otros libros de Jardiel Poncela, Enrique

Entre 1932 y 1935, Enrique Jardiel Poncela viajó en dos ocasiones a Hollywood, contratado como guionista por los estudios de la Fox Film Corporation. Allí también logró rodar, con un equipo técnico totalmente norteamericano, la película en verso Angelina o el honor de un brigadier, basada en una de sus grandes comedias.Su experiencia en Los Ángeles, ciudad que él sitúa a 40 kilómetros del Océano Pacífico y a 30 de Charles Chaplin, es el núcleo central de este libro, que comienza en una estación de ferrocarril de París y acaba en un teatrode Madrid, de la mano de la actriz Catalina Bárcena. El ingenio y el poderoso sentido del humor de Jardiel, que constantemente roza el absurdo y el surrealismo, convierten su aventura norteamericana en un relato apasionante sobre un mundo que a él le parece a medio construir pero que le fascina: los rascacielos de Nueva York —«la ciudad menos parecida a Madrid que más se parece a Madrid»—, la atmósfera mafiosa de Chicago, las palmeras de California… De cada sitio se lleva un posavasos, la carta del menú, una postal con la que ilustrar el texto. A todo ese material documental, esta edición prologada por su hija Evangelina añade numerosas fotografías del paso de Jardiel por Hollywood, como particular homenaje a su memoria.

¿Quieres comentar este libro?



Oso
(Engel, Marian)

La joven e introvertida Lou abandona su trabajo como bibliotecaria cuando se le encarga catalogar la biblioteca de una mansión victoriana situada en una remota isla canadiense, propiedad de un enigmático coronel.



Vida y aventuras de Jack Engle
(Whitman, Walt)

El pasado mes de febrero se publicaba en la prensa norteamericana, y en los siguientes días en la del resto del mundo la noticia de que había sido encontrada una novela (la