Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 18 de noviembre de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Flecha de Poseidón, La

Cussler, Clive Cussler, Dirk

ISBN: 978-84-9062-448-7
9,95 €

Materia: Aventuras
Editorial: Debolsillo
Traductor: Homedes Beutnagel, Jofre
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 04-2015
Encuadernacion: Bolsillo rústica
Tamaño: 19 x 13 cm.
462 páginas

Otros libros de Cussler, Clive

Hace décadas que la tecnología de defensa americana no contaba con un adelanto de tal magnitud como la Flecha de Poseidón, un submarino de ataque capaz de alcanzar velocidades inconcebibles hasta ahora. Sin embargo, hay dos problemas graves: se ha robado un elemento clave del prototipo del submarino y la única persona que podría reconstruirlo está muerta. Entretanto, algunos barcos han comenzado a desaparecer de la mitad del océano Pacífico y cuando reaparecen, solo se encuentran cadáveres abordo. Dirk Pitt no tardará en establecer puntos de conexión entre estos acontecimientos. Con la inestimable ayuda de su hijo Dirk, ingeniero naval; de su hija Summer, oceanógrafa, y de la intrépida agente Ann Bennett, la mente de Pitt empezará a vislumbrar el esbozo de una conspiración que pretende utilizar la tecnología bélica estadounidense de última generación con fines diabólicos. ¿Llegará a tiempo de evitarlo?

¿Quieres comentar este libro?



Cormac Mac Art. Tigres del Mar
(Howard, Robert E.)

Después de largos años inédito, por fin regresa uno de los héroes más oscuros que trazó la pluma de Robert E. Howard. Cormac Mac Art, apodado el Lobo, es un pirata celta



Hombre / Que viene Valdez
(Leonard, Elmore)

Con treinta y siete novelas, veinte de ellas llevadas al cine o la televisión, Elmore Leonard, nacido en Nueva Orleans en 1925, se encuentra entre los autores más relevantes de la narrativa



Jimgrim y el Diablo de Ludd
(Mundy, Talbot)

Durante el verano del año 2007, el número 3 de la revista Barsoom publicó en España la primera pieza de Talbot Mundy que hubiera aparecido jamás en nuestro país. Desde entonces, además