Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 22 de junio de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

El que susurra en la oscuridad y otros relatos del ciclo blasfemo de Cthulhu

Lovecraft, H.P.

ISBN: 978-84-7702-770-6
17,90 €

Materia: Clásicos y precursores: Lovecraft y colaboradores
Editorial: Valdemar
Traductor: Molina Foix, Juan Antonio
Colección: El Club Diógenes (Num. 316)
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 05-2014
Encuadernacion: Bolsillo tapa dura
Tamaño: 20 x 13 cm.
688 páginas

Otros libros de Lovecraft, H.P.

En el año 1920, H.P. Lovecraft tuvo un sueño inquietante que describió a su amigo Heinhard Kleiner en una carta. Aquella pesadilla adoptó la forma de relato seis años después, y vio finalmente la luz en febrero de 1928 en la revista Weird Tales. Se titulaba “La llamada de Cthulhu”. Aquel sueño fue el germen de todo un subgénero del horror cósmico, al que han contribuido decenas de escritores a lo largo de casi un siglo: Los Mitos de Cthulhu.

El presente volumen reúne las nueve historias originales de HPL que constituyen el núcleo sobre el que se edificaron los Mitos. Dentro de este espantoso y grotesco panteón de deidades imaginado por el genio de Providence, cabe destacar a Azathoth, el sultán de los dioses, «una ruina amorfa de absoluta confusión que blasfema y babea en el centro del vacío final», mencionado en numerosos relatos, como en “Los sueños en casa de la bruja”. A Nyarlathotep, el Caos reptante, que aparece en “El asiduo de la tinieblas”, entre otras historias. A Yog-Sothoth, el que abre el camino, del que se habla en “El horror de Dunwich” o en la novela El caso de Charles Dexter Ward. A Shub-Niggurath, la Cabra con Mil Cabritos, o al propio Cthulhu, que duerme desde hace eones en su ciudad sumergida de R’lyeh a la espera de revelarse al mundo…

¿Quieres comentar este libro?



Combustible Lovecraft
(VV. AA)

Admirado y denostado a partes iguales, H.P. Lovecraft es una de las fuerzas motrices del género de terror, en especial cuando este discurre por los extraños caminos del horror cósmico. Así como