Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 17 de noviembre de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Piel de sátiro

Pedraza, Pilar

ISBN: 978-84-7702-211-4
12,02 €

Materia: Fabulaciones
Editorial: Valdemar
Colección: El Club Diógenes (Num. 82)
Idioma: Castellano
Encuadernacion: Rústica
272 páginas

Otros libros de Pedraza, Pilar

En esta sexta novela, Piel de sátiro, Pilar Pedraza ha logrado crear una oscura fábula moderna al resucitar a la Bestia que dormía en los estantes de las librerías -en relatos como Frankestein, La isla del doctor Moreau o Lokis- y darle al eterno mito del hombre-bestia (un miedo atávico anclado en el fondo de nuestros sueños y pesadillas) una consistencia verosímil en la vida cotidiana de nuestra época.
Con el telón de fondo de una ciudad trastornada por el revuelo de las elecciones y la amenaza de un subsuelo que parece rebelarse (las alcantarillas empiezan a vomitar toda su inmundicia, sale a la luz un viejo cementerio judío), una mujer cuya principal misión consiste en escribir discursos para los políticos de turno, se verá inmersa en una imposible y alucinada historia de amor con un extraño domador que proporciona animales salvajes al ultramoderno Zoológico de la ciudad.

Narrada con la sabia dosificación a la que nos tiene acostumbrados Pilar Pedraza, y no exenta de un tono irónico que a menudo desemboca en el humor, Piel de sátiro nos invita a una suerte de safari urbano (del taller del taxidermista al matadero, pasando por el Zoo, el laboratorio y el criadero) donde se pone en evidencia nuestra relación abusiva con los animales salvajes y el entorno y donde ese otro mundo, el de la política cotidiana (también lleno de depredaciones), es examinado con ojos de entomólogo, para revelar sus comportamientos codificados, que están casi siempre más allá de la ideología.

¿Quieres comentar este libro?



Mystic Topaz
(Pedraza, Pilar)

Cuando abrimos un libro de Pilar Pedraza a menudo entramos en un gabinete de maravillas. Abundan en sus novelas las colecciones de prodigios y los museos de lo incierto -como la cámara