Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 25 de septiembre de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Pozo de la ascensión, El
Nacidos de la Bruma II

Sanderson, Brandon

ISBN: 978-84-666-5890-4
19,50 €

Materia: Fantasía
Editorial: Ediciones B
Traductor: Marín, Rafael
Colección: Nova (Num. 0)
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 09-2016
Encuadernacion: Tapa dura
Tamaño: 23 x 15 cm.
800 páginas

Otros libros de Sanderson, Brandon

Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes e inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles a menudo han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» (mistborns). Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos, unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años, logren cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.

¿Quieres comentar este libro?



Amante germano, El
(Pedraza, Pilar)

De la docena de obras que Pilar Pedraza ha publicado en Valdemar, la mayoría pueden adscribirse a uno de sus tres temas predilectos: las historias relacionadas con auténticos freaks de feria, personajes



Bosque profundo, El
(Rhei, Sofia)

Espejos turbios, engañosos fuegos fatuos, dríadas que ignoran que lo son, alas que brotan como castigo, llaves que cierran cuerpos, fuentes que engañan con su lumbre, niñas de espinas, deseos cumplidos que



Crónicas del fin
(Campbell, Gabriella)

Bienvenidos al Apocalipsis. Ha pasado mucho tiempo desde que los leviatanes irrumpieron en el planeta y lo cambiaron todo. La humanidad ha sido diezmada y la Tierra ahora es un erial, un