Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 29 de octubre de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Ocho días de marzo

Sierra i Fabra, Jordi

ISBN: 978-84-663-4374-9
9,95 €

Materia: Policíaca
Editorial: Debolsillo
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 05-2018
Encuadernacion: Bolsillo rústica
Tamaño: 19 x 13 cm.
182 páginas

Otros libros de Sierra i Fabra, Jordi

Años cincuenta. El inspector Mascarell y su esposa, Patro, están a punto de ser padres en una Barcelona que sufre un período de agitación social debido al aumento del precio del tranvía.

Un día, Pere Humet, un antiguo subordinado de Mascarell, le cuenta que Piñol, Arnella y Matarrodona, tres policías que también estuvieron a sus órdenes, fueron juntos al exilio, al campo de refugiados de Argelès, y luego trabajaron en el refuerzo de la Línea Maginot, hasta que los alemanes los enviaron a Mauthausen. Sobrevivían en aquel infierno, pero el capricho de un mando alemán desencadenó el horror: obligó a Piñol a que matara de un disparo en la cabeza a Arnella. Después, le obligó a que hiciera lo mismo con Humet; la pistola solo tenía una bala y Humet salvó la vida, sin embargo juró vengarse de Piñol, que a partir de ese momento comenzó a colaborar con los alemanes, y fue culpable de la muerte de otras personas.

Humet explica a Mascarell que ha vuelto porque sabe que Piñol está en Barcelona y quiere hacer justicia. También le confiesa que tiene un cáncer y que no le queda mucho tiempo de vida.

Miquel accede a ayudarle, y le invita a comer a su casa al día siguiente, pero no aparece, así que va a buscarlo y lo que encuentra es el cadáver de Humet y el de su prima, cosidos a puñaladas. El acusado es Nicolás, el exnovio de la prima, pero el instinto de policía de Miquel le dice que el chico no es culpable. Sabe que es Piñol y debe encontrarlo.

¿Quieres comentar este libro?



Seis meses con el comisario Gorgonio
(Gallo, Alejandro)

Para adentrarse en estas camisas de once varas que son el humor, Alejandro Gallo ha elegido a un personaje que va como anillo al dedo: el comisario Gorgonio, cómico a su pesar,