Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 20 de enero de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Cuentos completos II

Dick, Philip K.

ISBN: 978-84-450-7580-7
22,00 €

Materia: Ciencia Ficción
Editorial: Minotauro
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 01-2006
Encuadernacion: Rústica
Tamaño: 23 x 14 cm.
512 páginas

Otros libros de Dick, Philip K.

Además de novelista, Philip K. Dick fue un prolífico autor de cuentos y relatos, muchos de los cuales han sido llevados al cine en los últimos tiempos. Él mismo reunió sus narraciones breves en cinco volúmenes que ahora recuperamos en una edición revisada. Esta segunda entrega recoge 25 relatos escritos entre 1952 y 1953, auténticas joyas literarias que destilan la magia propia de Dick y donde quedan patentes sus constantes obsesiones: la muerte, la alienación, la locura, la religión y la represión, y la naturaleza esquiva de la realidad.
De lectura ágil y entretenida, este libro nos invita tanto a adentrarnos en el fascinante universo dickiano como a observar la evolución del luminoso talento de uno de los escritores más relevantes del siglo XX. Segunda entrega de los mejores relatos del autor, contiene los cuentos que dieron origen a las películas Screamers y El infiltrado

¿Quieres comentar este libro?



Las estrellas, mi destino
(Bester, Alfred)

«En el siglo XXV, cuando las técnicas de teleportación han cambiado de forma radical la sociedad de la Tierra, un hombre motivado por pasiones extremas emprende un carrera desesperada por cambiarse a



Memorias encontradas en una bañera
(Lem, Stanislaw)

Durante años, los estudiosos de esta antigua civilización –la nuestra–, basándose en escasos testimonios, han tratado de descifrarnos a partir de inscripciones en piedras, templos y otros materiales resistentes. Memorias encontradas en



Varia fortuna de Pompeyo Lauro
(Dativo Donate, Félix)

El inspector Pompeyo Lauro prolonga en este volumen sus aventuras en una España inminente. En ella, el Cuerpo de Vigilancia Medioambiental persigue con brutalidad cualquier delito contra la ecología, acaso cuando ya