Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 23 de noviembre de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Calle Andersen, La

Womack, Marian
Rhei, Sofia

ISBN: 978-84-246-5239-5
17,95 €

Materia: Juvenil: Literatura fantástica
Editorial: La Galera
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 10-2014
Encuadernacion: Tapa dura
Tamaño: 22 x 15 cm.
240 páginas

Otros libros de Womack, Marian

En la Copenhague de plena revolución industrial, una niña corre por las calles nevadas, huyendo de un grupo de adolescentes con obvias malas intenciones. Kay y Gerda, no mucho mayores que la víctima, ven la persecución y cómo -muy al estilo de la época, en que la vida de un pobre apenas contaba para nadie- nadie se molesta en ayudar a la niña. Ellos sí lo harán, enfrentándose al grupo... y acabarán siendo salvados por un misterioso tercer personaje.

Así comienza una gran aventura donde se unen la ciencia y la magia. O, quizás, como decía Arthur C. Clarke, ambas sean indistinguibles una de otra. Impresionantes autómatas, la lucha por la creación de vida artificial, investigadores sin escrúpulos, experimentos fallidos con humanos... Una historia descarnada, protagonizada por un grupo de jóvenes sin nada que perder y malvados inventores con mucho, mucho que ganar.

¿Quieres comentar este libro?



Alcatraz contra los bibliotecarios malvados V. El talento oscuro
(Sanderson, Brandon)

Quinta entrega de la fabulosamente divertida serie protagonizada por Alcatraz Smedry. Durante años, los Bibliotecarios malvados se las han arreglado para mantener este libro en secreto, pero Alcatraz regresa ahora con una



Mal principio, Un
(Snicket, Lemony)

Querido lector,

Siento decirte que el libro que tienes en las manos es extremadamente desagradable: cuenta la triste historia de tres niños con muy mala suerte.

Los hermanos Baudelaire llevan una vida repleta de



Nick y el Glimmung
(Dick, Philip K.)

Nick está metido en un lío. Tiene un gato llamado Horace, y los gatos son bastante ilegales en la Tierra. De hecho, todas las mascotas son ilegales en la Tierra y Horace