Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 23 de abril de 2018

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Trabajos de amor ensangrentados

Crispin, Edmund

ISBN: 978-84-15578-96-3
22,50 €

Materia: Policíaca: Misterio e intriga
Editorial: Impedimenta
Traductor: Vales, José C.
Idioma: Castellano
Nº Edición: 1
Fecha de edición: 02-2014
Encuadernacion: Rústica
Tamaño: 20 x 13 cm.
336 páginas

Otros libros de Crispin, Edmund

Trabajos de amor ensangrentados es un clásico de la Edad Dorada de la novela de detectives inglesa, llena de referencias literarias y persecuciones en bólido por la campiña inglesa, con una trama policiaca perfecta.

La escuela Castrevenford está inmersa en los preparativos para celebrar el fin de curso, y el excéntrico profesor de Oxford y detective aficionado Gervase Fen (al que ya conocimos en La juguetería errante y El canto del cisne), liberado de sus obligaciones laborales, ha sido convocado a entregar los premios a los discursos más brillantes. Sin embargo, la noche previa al gran día, extraños sucesos acontecen en el colegio, y dos profesores son asesinados. Mientras intenta desentrañar el misterio, Fen se ve obligado a resolver un secuestro con la ayuda de un sabueso con demencia senil, a apaciguar a una plétora de colegialas enloquecidas y, de paso, a averiguar el paradero de un manuscrito perdido de Shakespeare que se demuestra letal en extremo.

¿Quieres comentar este libro?



Angeles del hielo, Los
(Hill, Toni)

Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en la esplendorosa Viena y la traumática participación en una guerra que sigue asolando Europa. Psiquiatra y seguidor



Asesinato de mi tía, El
(Hull, Richard)

Edward Powell es un solterón sin remedio, con un alto concepto de sí mismo, encantado de su sensibilidad, proclive a sentirse humillado y dudosamente perspicaz. Vive en Gales, que aborrece, en una



Detectives victorianas. Las pioneras de la novela policiaca
(VV. AA)

En los últimos años de la era victoriana, la opinión pública británica estaba fascinada —¡y preocupada!— por esa sospechosa figura conocida como la nueva mujer. Montaba en bicicleta, conducía esos peligrosos automóviles