Estudio en Escarlata librería
Última actualización: 07 de agosto de 2017

busqueda avanzada

página anteriorpágina principalcontactar

Tim Burton por David G. Panadero y Miguel Ángel Parra

21-01-2006

“Tim Burton, diario de un soñador” de David G. Panadero y Miguel Ángel Parra, el sábado 21 de enero de 2006 a las 19:30 horas fue presentado por Arturo Villarrubia, crítico y director de Jabberwock. Anuario de ensayo fantástico y Jesús Urceloy, poeta, escritor y responsable de la edición de Todo Sherlock Holmes, que acompañaron a David G. Panadero.


David G. Panadero (Madrid, 1974) es periodista y entusiasta de toda empresa cultural. Dirige la colección de novela policíaca “Calle negra” para La Factoría de Ideas y es colaborador de diversos medios, como los portales de internet Pasadizo, Cyberdark o Bibliópolis o las revistas 2001, Gigamesh o Stalker, que actualmente dirige. Además es autor de “Dark City. Mientras la ciudad duerme” y ha participado en varias obras colectivas como “Sam Raimi, de la transgresión al neoclasicismo” o “Cine fantástico y de terror español 1984-2004”. En 2005 ha publicado, junto con Miguel Ángel Parra, “Ed Wood. Platillos volantes y jerseys de angora” y “Tim Burton, diario de un soñador”. Pero David G. Panadero es sobre todo el editor de “Prótesis. Publicación consagrada al crimen”, con la que ha contribuido al resurgimiento de la novela negra española.

Más información



Vida y aventuras de Jack Engle
(Whitman, Walt)

El pasado mes de febrero se publicaba en la prensa norteamericana, y en los siguientes días en la del resto del mundo la noticia de que había sido encontrada una novela (la



Cormac Mac Art. Tigres del Mar
(Howard, Robert E.)

Después de largos años inédito, por fin regresa uno de los héroes más oscuros que trazó la pluma de Robert E. Howard. Cormac Mac Art, apodado el Lobo, es un pirata celta



Signo de los cuatro, El
(Conan Doyle, Arthur)

Sherlock Holmes alarga la mano para agarrar el frasco de cocaína mientras su leal compañero, el doctor Watson, lo mira con reprobación. Así arranca El signo de los cuatro, la segunda novela